jueves, 9 de abril de 2015

Tabla de plancha como nueva

Viva la restauración!! O eso me hizo recordar mi madre cuando le dije que tenía que comprarme una tabla de la plancha nueva.

La conversación fue un poco así:
- Tengo que comprarme una tabla de la plancha nueva que la que tengo tiene la funda rota, ha perdido todo el algodón y al planchar se marcan en la ropa todos los rombos de la estructura metálica.
- ¿¿Pero tu no coses?? Hazle una nueva tú.
- Pues es verdad.

Pues si... no caí que la podía renovar yo misma. Un desastre vamos.

Estos días de fiesta aprovechando que Luis estaba por casa pude por fin restaurarla. Confieso que la necesitaba para entretelar una tela rebelde que sino aún estaría esperando que alguien se ocupara de ella jajaja

Así teníamos nuestra tabla de la plancha hasta hace pocos días:


 ¿Da penita verdad?? A la pobre se le notan sus 7 u 8 años...

Y aquí, nuestra renovada tabla:


Restaurarla fue más fácil de lo que pensaba: 
- Interior: boata y muletón para el interior. Ambas cortadas a ojo sobre la misma tabla, por separado. 


- Exterior: Tela de algodón cortada a ojo sobre la tabla, dejando un margen en todo el contorno de 8-10 cm para poder hacer dobladillo ancho y pasar cordón para ajustar a la tabla y que no se mueva.

Me encanta el resultado!!!! Planchar ropa no plancharé pero para entretelar o hacer bies me va a venir de perlas!!!!!!

Y con esta mini costura de restauración participo en RUMS!!! Voy a ver que han hecho las compis

8 comentarios:

  1. Ahhh, tengo que hacerme con los materiales para renovar la mía. Está hecha un desastre y también se me marca la estructura metálica. ¡¡Qué bonita te ha quedadooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi eso fue lo decisivo! Al planchar se quedaba la marca de la estructura en la ropa (en mi caso rombos!! jajaja)!
      Anímate y nos enseñas el resultado!!! Que seguro es fantástico!
      Un beso!

      Eliminar
  2. Genial!!!!
    La mía también tiene un par de señores agujeros, jajaja!

    ResponderEliminar
  3. A veces tenemos tan metido en la cabeza el comprar, que nos parece más fácil que arreglar.
    Al final te has hecho con una tabla para la plancha que seguro que está mejor que cuando la compraste.
    Te ha quedado muy chula.
    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias!!! A mi me encanta el cambio e incluso más que cuando la compré!
      Tenemos tan interiorizado "comprar, comprar" que a veces no recordamos que no es necesaria... tenemos que hacer un cambio de chip...
      Besos

      Eliminar
  4. Vaya cambio, ha ganado un montón, jeje... me quedo con los consejos.

    ResponderEliminar
  5. Ay! Si vieras la mía.
    Creo que nos pasa un poco igual. Aunque yo sí que he pensado en renovarla yo misma pero me da una pereza...
    Me gusta el resultado.
    No te conocía, pero me quedo por aquí.
    Un saludo,

    Lupe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!!!!!!!!!!! ;-)
      Ostras! Pues anímate que se hace en un momento y el resultado no tiene nada que ver!! Y luego nos enseñas jijiji

      Eliminar